Capitulo 15

– He desflorado el arte mexicano

Jodorowsky

La llamaban la Guapalupe, pero nunca la virgen. Especialmente ahora con unas ochos vergas a su alrededor. Estaban ochos monos en su cuarto. Era una fiesta, la pura pachanga, y la gente bailaba por todas partes en la casa. En el guateque mexicano una cosa es segura, y es que todos bailan salsa. La pista se llena de panchitos, de emos, de nacopunks, de condechí, lo que sea, todos bailan. Aquí en la recamara era diferente, los que estaban querían cogerla a la mala. Las Ultrasonicas gritaban uno de su éxito, vente en mi boca, y unos influenciados por aquel refrán se ejecutaban, descargando en su boca, en su cara. En general ella tenía la boca llena y embarrada de razón, hoy la tenía llena y embarrada de esperma.

Ella estaba hasta el keke, hasta no se recordaba cual píldoras, tampoco las colores que había pasado por su garganta. Ahora solo el sabor de las vergas y del mezcal. No estaba segura, pero creía conocer a unas personas que la rodeaba, no importa. Todos son iguales desnudos y incógnitos entre sus piernas. Ellos también estaban hasta la madre. Por una cierta regla, nadie se miraba por los ojos. Era un pecado común, pero la culpa cada quien se la guardaba por adentro. Más bien, no todos tenían vergüenza a este momento. La única quedándose sin absolutamente ni una bronca era la Guapalupe. Ella pensaba. , eso es. Pensaba en muchas cosas. La relación entre sexo y poder por ejemplo. A este momento ella tenía todo el poder, no era una violación por nada. Ella si había sido violada y conocía la diferencia. Su cuerpo era muy caliente, no frío. Sus músculos relajados, no todo estirados y tensados. Era rico, no duelaba. Elle tenía el poder porque era ella quien decidió que eso iba a pasar. Había hablado de sexualidad, de sus teorías de la liberación, de algunas de sus experiencias en madres de sexo brutal. De hecho no lo hacía adrede. Y después muchos la deseaban por una tirada. Se fue a su cuarto a checkar unas cositas y naturalmente unos siguieron, a ver qué onda. Uno se acercó cuando la chica se puso a bailar, la toco un poco a ver qué onda. Se besaron un poco y los demás solamente se daban un buen taco de ojo. Después se alejó del primero chavo y siguió bailando cerca de un otro. Todos podían ver que tenía una sonrisa mística, atrás del cual todas veían a sus propias fantasías. Era una sonrisa muy linda, sencilla que recusitaba cada rato desde los abismes de su alma. Una sonrisa perfectamente honesta. No servía echarles bonitos ojitos, ya todos eran cómplices y la deseaban, No era sonrisa de cachonda, para agasajar. No, era sonrisa suya. Por su placer, por felicidades de estar en este lugar, a este momento con unos changos. Se puso a bailar con un segundo que era en su camino. El la beso también, sacando toda la lengua. El primero al principio no sabía qué hacer, ¿Acababa de perderla por un otro mono? ¿Mejor esperar un poco que regresa? La cosa es que un tercero un poco más listo se acercó por atrás de ella, y mientras que bailaba un techno hardcore con el otro muchacho, la agarro una nalga por la mano derecha y un chichi por la izquierda. La sonrisa de Guapalupe se estiro a su máximum, más honesta que jamás. El primer interviniente todavía se quedaba en su rincón. Un chavo se cortó y a hasta momento solo había 3 monos y la hembra. Lentamente los 3 la rodearon y la quitaron la playera. Uno ya había el chile al aire. Se puso en rodilla y la verga por la garganta. Todo el tiempo ella se cerraba los ojos, en cambio se abría la boca. El tímido que había dejado el cuarto hablo un poco de lo que se armaba por con la vieja, y después unos chismes llegaron al cuarto los monos demás. Y la cogían a la chica, no fue un problema por los nuevitos juntarse a la fiesta. Por eso pensaba en el poder, en las reacciones de la gente frente a la obscenidad. Huir o rugir… Como en su posición actual, en las rodillas, vergas en las manos, la boca y el culo mientras uno le tocaba al clitoris como si fuera tololoche, rompiaba todas las reglas? De donde vienen todos esos taboos en su sociedad, en qué concordaba… o no su comportamiento con el papel de la mujer en México. , claro México es uno de los países más católico del mundo. Pero parece también un desmadre sin reglas… Cuáles son las diferencias en termino de derecho social… entre los.. hombres.. y... A este momento tuvo un otro orgasmo.

Anuncios
Capitulo 15