Capitulo 9

– Quetzalcoatl no era del PRI.

Rius
PReforma1870

Salir de su casa no era solamente salir de casa. Era todo un procedimiento complejo, una ceremonia. Primero, la puerta, luego sigue el elevador, la puerta del elevador, caminar hasta su coche, prenderlo, poner una rola y después salir del edificio. Él tenía buen gusto, escuchaba la música que llaman de los nuevos ricos. Unas canciones de Plastilina Mosh, Maria Daniela y su Sonido Láser, Kinky, Dildo y demás. Eso era el arte de ser Condechi, a pesar de que hay que ir al Jarocho a cada rato también. Andar a la moda, de moda con perfume de moda internacional, es decir de dinero, pero con sabor de Distrito Federal. Sabor de ser joven, ligar, irse de antro como antropólogo, comer en restaurantes en lugar de los tacos de la calle. Todo eso sería bien poco si no fuera por el sagrado concepto de independencia. Más bien conocido como ‘’Me Vale Madres’’, o más bien, ‘’Me Vale Verga’’. Los ricos también pueden presumir, andar de indolentes. Él si se enloquecía a veces y podía ser bien grosero. Hoy estaba fuera de lugar ser grosero: era día de trabajo.

Siguió por la Reforma, cruzando el bosque de Chapultepec para llegar al Ángel de la Independencia. Entre Chapultepec e Insurgentes, frente al Castillo, estaba el paseo de la Reforma, el más hermoso que hay, una de las calles más bonitas y admiradas del mundo. Los rascacielos coquetamente adornados a sus pies por líneas de palmeras. Una calle larga, hecha para desfiles militares, hecha para deslumbrar a sus peatones y dejarles los ojos llenos de esplendores y del increíble sentimiento de que su ciudad volvía ser de las más importantes del planeta. Casi ni una basurita se veía en la calle, y las que se dejaban ver eran recogidas por unos trabajadores cuya misión era limpiar el glorioso Paseo de la Reforma. Ricardo pasaba por ahí todas las mañanas para ir al banco, donde a pesar de su edad, ya assumia un papel importante.

paseo-dela-reforma_6840_600x450

Capitulo 9

Capitulo 1

En tanto que pertenezca al mundo, no acabará la fama y gloria de México-Tenochtitlán.

Chimalpahin Quauhtlehunitzin

dosier

La ciudad de México, internacionalmente conocida como México, nacionalmente como el Distrito Federal, el DF, es la capital de México, el país, internacionalmente conocido también como México. Con una superficie de 1 485 Km cuadrados y una población de más de 20 millones en la zona urbana, México es una de las ciudades mas grandes del mundo. La ciudad fue construida después del largo peregrinaje de los mexicas desde el norte del país, mandados por el dios Huitzilopochtli, colibrí de la izquierda, uno de los cuatro Tezcatlipoca, el Tezcatlipoca azul. En náhuatl, huitzilin significa colibrí. El peregrinaje fue iniciado por Huitzilton y acabaria, según Huitzilopochtli, al ver un águila parada sobre un nopal, devorando una serpiente. Esta escena la encontraron en el valle de México, donde se ubicaba el lago de Texcoco, en el año de 1325 calendario cristiano. Así nació la gran ciudad de Tenochtitlán.

Plan-de-Tenochtitlan

Empezaron la construcción de templos de adoración a los dioses Huitzilopochtli, Quetzalcóatl y la Coatlicue, el templo y mercado de Tlatelolco. Para 1521 vivían ahí 500 miles habitantes, quienes iban de un lugar a otro por medio de puentes colgantes y chinampas. Al llegar, Hernán Cortez decía que la ciudad era tan grande como Córdoba o Sevilla -en su texto se le da a la ciudad el nombre de Temixtitán. En este entonces había cuatro entradas a Tenochtitlán. 

En 1522, después de ser arrasada y quemada, no había más Tenochtitlán. Empezaron a construir la capital de la Nueva España para el clérigo, los abogados y los comerciantes. Alonso García Bravo dibujó los rasgos de la nueva capital, incluida una cruz sobre el templo de Huitzilopochtli, en donde pondrían las primeras piedras de la catedral, con la idea de combatir a los herejes, el paganismo y evangelizar el nuevo mundo. La ciudad estaba pletórica de conventos e iglesias. Se instaló también la Inquisición, fundamentalmente basada en una estrategia de terror hacia los blasfemos. Juan de Zumárraga, primer inquisidor apostólico, mandó a quemar vivo el nieto de Nezahualcóyotl por obsequiar sacrificios humanos a los dioses; él fue la primera víctima de esta institución en la Nueva España. Esta institución fue la última Inquisición en desintegrarse, en 1820

 inquisici_n (1)

Capitulo 1